Los colores en tu boda

Los colores en tu boda

LA ELECCIÓN DE TU PALETA DE COLORES ES UNA PARTE IMPORTANTE DEL PROCESO DE PLANIFICACIÓN DE LA BODA, Y SERÁ UNA DE LAS PRIMERAS DECISIONES ESTILÍSTICAS QUE TOMES Y LA BASE DE TODAS LAS DEMÁS RESOLUCIONES.

POR: DANIELA GARZÓN

Elegir los colores de tu boda puede ser una tarea difícil, no solo quieres que te encanten y que coincidan con tu tema, sino también que rijan todo el ambiente del evento. La paleta de color es una herramienta poderosa para perfeccionar tu celebración, determinará todo, desde el aspecto de la sala de recepción, invitaciones, decoraciones y flores hasta vestidos y trajes de fiesta. Entonces, antes de comenzar a jugar con qué colores decorar la boda, considera estos ocho puntos al decidir tu paleta de colores.

1. PARA EMPEZAR

La primera pregunta a contestar es: ¿Tienes algún color en mente? Si es así, ten a la mano muestras de tus tonos favoritos para asegurarte de que coincidan con tu decoración. Si encajan, ¡estás por buen camino!

2. DÓNDE USARÁS ESTOS COLORES

Comienza por decidir cuándo y dónde los usarás. ¿Serán los protagonistas de todas tus decoraciones o solo un color secundario que usarás, por ejemplo en servilletas y recuerdos?

3. CONSIDERA LA UBICACIÓN Y TEMPORADA

Antes de la selección final de matices, es de vital importancia ver, elegir y tomar en cuenta el lugar, podrás descartar tonos que chocarán incómodamente con la decoración permanente existente. Ten algunas ideas de colores listas para que puedas elegir lo mejor de ambos mundos simultáneamente. No olvides que puedes tener dos lugares (ceremonia y recepción) con esquemas estilísticos y arquitectónicos completamente diferentes para decorar. Querrás que tu paleta combine a la perfeccción con la iglesia, salón o el entorno al aire libre que hayas elegido, y la formalidad o informalidad de cada uno. Si no tienes colores en mente, ¡no es problema! Simplemente busca el lugar y reproduce los colores que ya están ahí (esto te ahorrará tener que probar la paleta en el sitio más adelante). Sigue el ejemplo de la Madre Naturaleza y selecciona tonos que se adapten a la temporada para encontrar una paleta que se sienta atemporal y natural.

4. O, USA TU COLOR FAVORITO

Siempre existe la opción de apegarse a lo que amas. Digamos que el tuyo es el rosa, tu novio está de acuerdo y funciona en tu lugar de celebración. Puedes usarlo de diferentes maneras

5. ¿QUÉ ATMÓSFERA ESTÁS BUSCANDO?

Planeas una boda que tenga un ambiente íntimo y tranquilo, entonces lo ideal sería buscar colores más claros y cálidos, que los de una boda que sea al aire libre o que tenga un ambiente de verano o primavera.

6. EXPLORA LA RUEDA DE COLORES

Si no estás segura de qué colores elegir, busca inspiración en la rueda de colores. Podrás ver cuales funcionan bien juntos y los que debes evitar. También puedes elegir un efecto degradé.

7. DECIDE LO IMPORTANTE

Si estás convencida de tener un ramo de flores amarillas y centros de mesa con flores amarillas, empieza con esa decisión y planifica el resto de colores en torno a lo que es más importante para ti.

8, FINALMENTE REGRESA A TI

Has tenido en cuenta todo y has escuchado a todos, ¡ahora! es el momento de verificar tus propios deseos. ¿Cuál es tu sueño, tu estilo, tu combinación de colores favorita, tu mayor deseo al decorar tu boda? Sé fiel a ti misma para que no te arrepientas de tus elecciones. Busca inspiración y déjate enamorar por las sombras y ¡diviértete! jugando con combinaciones de colores. Trata de no sentir que tienes que pensar demasiado en cada decisión que tomes. Escoge el que más te guste como color de base y uno o dos colores de acento e incorpora múltiples variaciones de tono del mismo color, las bodas de hoy tienen color. Te encantará probar todas las opciones y, en el camino, sentirás algo que te dirá «este es el elegido»

Ningún Comentario

Deje un Comentario

Your email address will not be published.