Bouquets que amamos

Bouquets que amamos

LIRIOS, ROSAS, TULIPANES, CAMELIAS, FLORES SILVESTRES…
HERMOSAS COMO VERSÁTILES, DE INCREÍBLES COLORES Y UN AROMA CELESTIAL, POR ESO RESULTA TAN DIFÍCIL DECIDIR, CUÁL O CUÁLES TE ACOMPAÑARÁN AL ALTAR. SEGURO EN ESTA GALERÍA ENCONTRARÁS LA COMBINACIÓN PERFECTA PARA TI.

BLANCO CLÁSICO

Una combinación sutil, la paleta de verde y blanco es ideal para una boda romántica, y aunque pueda parecer muy elemental, este look neutral es todo menos monótono. Se puede lograr originales y atractivas composiciones con diferentes tipos de flores y follaje: rosas de jardín, peonias, flores silvestres, ramas de olivo, etc. que juegan con diversas texturas que le otorgan carácter y personalidad. Un plus, nunca pasará de moda.

ROMANCE EN COLOR

El color es, seguramente, el paso más importante en la elaboración del ramo. La primera decisión será encontrar el color principal que quieres usar, hay que tomar en cuenta ciertas variables como: los colores de la boda, el estilo del ramo y tu vestido de novia. En nuestro país tenemos la gran ventaja de que todo el año podemos disfrutar de gran variedad: flores de tallos largos, pequeñas coloridas, en forma de campana, exhuberantes, exóticas y en infinidad de colores que nos permite elegir flores espectaculares. No importa cual sea tu estilo, o dónde te cases, cada novia tiene su ramo perfecto, aquel que se ajusta a su personalidad y estilo propio. Por eso a la hora de diseñar tu ramo de novia, no tengas miedo de probar distintas combinaciones y colores. En ello está la magia.

ROJO SILVESTRE

Un ramo rural que inspira belleza y naturaleza, como si las flores fueron recogidas del campo, una mezcla impetuosa de flores, ideal para una celebración estilo bohemio, indie chic o folk que desean inspirar sencillez y naturalidad. Peonias color burdeos y cardos con flores crean una sensación dramática, mientras que las flores en tonos rosas y las bayas rojas aportan ligereza con la potencia del verde de las hojas de eucalipto. Las cintas de terciopelo le dan un toque naif.

Las flores siempre darán un toque de color y alegría a tu look nupcial.